Y nuestras billeteras serán digitales!!!

El móvil será el dispositivo de pago del futuro, conoce cómo funciona

En primer lugar y para poder utilizar un servicio de este tipo, tendremos que disponer de una cuenta bancaria y su correspondiente tarjeta para poder asociar esta al método de pago con móvil por el que nos hayamos decantado. Una vez registrada esta en la correspondiente plataforma, esta nos dará un identificador aleatorio y personal denominado como “token” y que será el que nos servirá para poder llevar a cabo los pagos con posterioridad.

Para poder llevar a cabo este proceso evidentemente tendremos que haber instalado previamente la aplicación del servicio de pago seleccionado y que nuestro terminal móvil esté preparado para poder llevar a cabo esta tarea, generalmente esto se realiza por medio de una tarjeta NFC.

Una vez nos disponemos a realizar el pago propiamente dicho a través de la mencionada NFC, el datáfono de la tienda en realidad lo que recibe de nuestro terminal es el token del que os hablábamos y que nos había proporcionado la plataforma de pago a cambio del número de nuestra tarjeta bancaria. De este modo en ningún caso estamos dando ese número de tarjeta a la tienda, sino el identificador para que el servicio de pago por móvil pueda saber el usuario que solicita el pago. Este token, además de la cantidad a pagar, es enviada al banco, entidad que inmediatamente contacta con el servicio de pago por móvil para verificar que el token recibido es válido y está asociado a una determinada tarjeta.

Pagos por movil
Pagos por movil

En caso de que todo esté correcto, la plataforma de pagos da el visto bueno a la entidad bancaria para que se procese el pago, algo que el propio banco comunica al datáfono del comercio donde estamos comprando. Una vez finalizado este proceso, que como podréis imaginar se lleva a cabo en cuestión de segundos, en el móvil recibimos el ticket y el comprobante de compra.

Como se puede ver, el sistema es muy similar al que solemos llevar a cabo en las tiendas con nuestras tarjetas bancarias convencionales. Para todos aquellos que piensen que estos sistemas entrañan peligros de seguridad, evidentemente los hay, pero similares son los peligros que corremos cuando pagamos con tarjetas de crédito o sacamos dinero de los cajeros.

Con todo y con ello es muy probable que a corto o medio plazo estas plataformas de pago por móvil comiencen a extenderse y empiecen a estandarizar estos métodos, por lo que es posible que la mayoría tengamos que adaptarnos a ellos.

Fuente > ADSLZone